George Harrison fue el primer Beatle que grabó un disco en solitario. Lo hizo con aquella olvidable banda sonora titulada Wonderwall music. Luego siguió caminos experimentales con el espantoso Electronic sound (1969) para reencontrarse consigo mismo y con el éxito con el triple álbum All things must pass (1970). En él se encontraba el mayor éxito de su carrera, My sweet lord, descarado plagio de un tema de Ronnie Mack por el que tuvo que pagar una buena fortuna. Pero, aparte de este himnillo hare-krishna, el disco tenía temas superiores, como este delicioso Beware of darkness. Aquí tenemos a Harrison interpretándolo en el concierto para Bangla Desh, con la impagable colaboración del gran Leon Russell.

La muerte de Lou Reed es una de las noticias más tristes del mundillo musical en los últimos tiempos.

Aquí os dejo How do you think it feels, de su álbum Berlin.

Sin duda uno de los temas más populares de Three Dog Night es este Mama told me not to come, que se trata, como no, de otra versión. En este caso de un tema de Randy Newman que apareció en el primer álbum de Eric Burdon. Pero es la de los americanos la interpretación más conocida de cuantas se han hecho. Que no son pocas.

One fue el primer éxito de los americanos Three Dog Night, banda irregular pero que contó con numerosos éxitos en su país natal. En este caso se trata de una temprana versión de un tema de Harry Nilsson, que ya había sido interpretada por el gran Al Kooper.

Otro tema de la primera etapa de Ultravox, con John Foxx como vocalista. Hiroshima mon amour toma el título de la célebre película de Resnais. Salió como cara B del sencillo Rockwrock, sacado de su segundo disco. Después de este, la banda prescindió del símbolo de exclamación que entonces portaba su nombre.